DSCN1760

Mi afición por la montaña no es nueva, pero cierto es que solo durante los últimos años he retomado un contacto intenso con ella. Disfruto con la sensación de libertad cuando desde la cima divisas el valle a tus pies. Me apasiona el silencio y la calma al recorrer el sendero de un bosque. O el reto de levantar la mirada y contemplar la cumbre que pretendes ganar. O la luz del sol reflejada sobre el blanco de la nieve en invierno.

Y siempre que voy a la montaña lo hago con el respeto y la responsabilidad que la montaña impone.

Desde esta ventana que hoy se abre, quiero compartir una de mis pasiones: la montaña.